Chile debate el futuro de sus glaciares, la tercera reserva mundial

Con más de 24.000 glaciares sobre su territorio, que la convierten en la tercera reserva mundial de agua, Chile debate actualmente la protección de estas gigantescas masas de hielo, en momentos en que la mayoría están perdiendo volumen.

El Congreso chileno analiza un proyecto de ley presentado por seis diputados para proteger los 24.187 glaciares que existen en el país, y que juntos suman una extensión de unos 22.000 km2 y representan más del 70% de todos los glaciares existentes en Sudamérica.

“Nosotros tenemos una responsabilidad en cuanto a la protección de nuestros glaciares. Debe protegerse su calidad de reservas estratégicas de agua, su aporte al ecosistema y la biodiversidad”, dijo a la AFP Daniel Melo, uno de los responsables del proyecto de ley presentado en 2014, que actualmente se discute en la Comisión de Medioambiente, antes de ser sometido a votación en la Cámara de Diputados y en el Senado.

“Su preservación es un aspecto clave y urgente en la lucha contra el cambio climático”, agregó Melo, miembro de la denominada “Bancada Glaciar”.

La protección es urgente. Un último estudio de la Dirección Nacional de Aguas (DGA) indicó que el 98% de los glaciares del país han perdido volumen.

Uno de los casos más dramáticos es el glaciar Jorge Montt, ubicado en la Patagonia chilena y considerado uno de los más grandes de Chile, con una extensión de 464 km², y que perdió 20 kilómetros durante el siglo XX.

– Divergencia en la protección –

Si bien existe coincidencia en la necesidad de proteger los glaciares de Chile –que conforman la tercera reserva mundial de agua detrás de Groenlandia y la Antártida-, en cambio, las posturas divergen en cómo y cuáles resguardar.

El gobierno propuso una protección total a aquellos glaciares que se encuentren al interior de Parques Nacionales y que sean considerados reservas estratégicas de agua por una comisión de expertos.

Pero los glaciares que no entren dentro de esta categoría podrán ser intervenidos, por ejemplo, por empresas mineras, aunque éstas tendrían que obtener un “permiso ambiental” que garantice la preservación de estas enormes masas de hielo.

No obstante, las organizaciones ambientalistas recuerdan que la mayoría de los glaciares que se ubican en el centro y el norte chileno no entrarían en la categoría de reservas estratégicas, lo que permitiría a las mineras operar en sus alrededores.

“Esto es catastrófico porque permitiría la destrucción de los glaciares en el centro y norte del país, afectaría la fauna y la flora, y agudizaría la sequía” que sufre esa zona desde hace más de cinco años, explicó a la AFP Juan Pablo Espinoza, sociólogo y activista de Greenpeace.

Compañías mineras como Codelco, la estatal chilena considerada la mayor productora de cobre del mundo con 11% de la oferta total, ha sido acusada por organismos de defensa del medio ambiente de dañar 26 glaciares en una de sus minas ubicadas cerca de Santiago, aunque la empresa admitió que “afectará parcialmente” sólo a cinco de ellos.

Por su parte, la construcción del proyecto aurífero Pascua Lama, en la frontera entre Chile y Argentina, de la canadiense Barrick Gold, ha afectado a tres glaciares vecinos, por lo cual la justicia chilena mantiene paralizadas sus obras mientras la minera no tome medidas de mitigación.

En la próxima reunión sobre cambio climático de París (COP21) que arranca el lunes, Chile propondrá reducir sus emisiones de CO2 un 30% a 2030, pero no lleva ningún compromiso específico sobre la protección de sus glaciares.

 

AFP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s