Impuesto al carbono, la otra alternativa contra el cambio climático

El emprendedor surafricano y activista ambiental Elon Musk (Fundador de PayPal, Tesla Motors y SpaceX) y el el jefe ejecutivo de la Exxon Mobil, Rex Tillerson tienen visiones del mundo notablemente diferentes, pero para el bien de la lucha contra el cambio climático, tienen algo en común.

La idea de poner el un precio a las emisiones de dióxido de carbono (Co2): Un impuesto al carbono, es esa la forma más efectiva de cortar las emisiones, y es una política apoyada por todos, desde Al Gore hasta las compañías petroleras más grandes.

Más de 190 países se han juntado en París la semana pasada para lograr un complejo pacto para la lucha en la prevención de una catástrofe ambiental. Desafortunadamente, la única política que todos quieren, nunca fue llevada a la mesa de negociaciones.

En París, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama y Elon Musk hablaron en apoyo al impuesto al carbono. Así como Exxon Mobil, uniéndose a media docena de gigantes de la energía que se pusieron a favor de la medida en junio. Un impuesto al carbono bien diseñado puede cortar las emisiones de gases que crean el efecto invernadero de la forma más económicamente eficiente, permitiendo que las fuerzas de mercado puedan hacer su trabajo. Hay razones para que se aplique.

Ya ha sido probado

Image title

El precio del carbono se está expandiendo. En el 2015, cerca de 40 países y más de 20 gobiernos locales han elegido un modo de cómo pagar por sus emisiones

Impuesto al Carbono: Pago de una tasa de acuerdo a la cantidad de gases invernadero que emita cada país

Mercado Del Carbón: Un mercado donde los emisores de gases que crean el efecto invernadero tienen un tope de emisión y al no ser alcanzado, pueden negociar el remanente de lo permitido y vendérselo a otros emisores que necesiten cruzar la barrera estipulada, tomando como premisa que el corte de emisiones de gases invernadero tiene el mismo efecto desde cualquier lugar del planeta y funciona en cualquier momento, si bien en el presente o en el futuro.

Es económico 

Image titleLa idea de un impuesto al carbono es elegante en su simplicidad: minimiza las formas dañinas de consumo haciéndolas más caras. La mayoría de los países ya siguen esta estrategia para productos como el alcohol y el tabaco.

Los impuestos al carbono no necesitan incrementar el tamaño del gasto de gobierno: En algunos casos, están compensados con deducciones  a impuestos sobre la renta. Por otro lado, el impuesto al carbono ayuda a expandir la economía de energías limpias, mientras reduce los costos relacionados con contaminación que pagamos todos.

Funciona

Image title

Un acuerdo global sobre el impuesto al carbono no saldrá de las negociaciones climáticas del 2015, pero apenas todos concuerden, la idea debería estar en la mesa.

Con información de Bloomberg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s