El árbol más viejo del mundo tiene 9.550 años

Hay árboles insólitos que no parecen tener nada de especial. Es el caso de Old Tjikko, un arbolito algo destartalado que pasa desapercibido cuando, sin embargo, está considerado el árbol más viejo del mundo.

Si el título que ostenta es ya de por sí pomposo, conocer su edad todavía resulta más impactante. Regalarle una tarta con velas sería complicado. Nos las veríamos y desearíamos para encontrar un pastel lo suficientemente grande como para colocar 9.950 velitas más una.

Y es que este asombroso árbol, una pícea de Noruega, va camino de cumplir los 10.000 años, se mantiene sano y sigue creciendo…

Una especie de bonsai

En apenas cinco décadas lo habrá conseguido. Un par de telediarios, si lo comparamos con el tiempo vivido por este venerable anciano, que se encuentra en lo alto de la montaña Fuljället, en la provincia de Dalarna, ubicada en el centro del Suecia.

El nombre se lo dio el profesor de Geografía Física, Leif Kullman cuando lo descubrió en el 2004, en honor a un perro siberiano que lo acompañaba en sus exploraciones.

 

Cuando se le hizo la prueba del carbono en un laboratorio en Miami, Florida se descubrió que sus raíces alcanzan tan impresionante cifra, ya que su tronco se estima en unos pocos cientos de años.

Los árboles son algunos de los seres vivos más antiguos del planeta. A su lado, nuestra vida es solo un suspiro. Según explica Kullman, los orígenes del árbol se remontan a la Edad de Hielo:

Durante la Edad de Hielo, el nivel del mar era 120 metros más bajo que en la actualidad. Gran parte de lo que hoy conocemos como Mar del Norte, las aguas entre Inglaterra y Noruega, era bosque en aquella época. Pero fueron los vientos y las bajas temperaturas las que convirtieron a Old Tijkko en una especie de bonsái, pues los árboles grandes no pueden sobrevivir tantos años.

Estuvo sobreviviendo durante miles de años siendo un pequeño arbusto, hasta que aumentaron las temperaturas y pudo crecer. Es por ello que sus poco más de cuatro metros de altura son su parte más joven, mientras las raíces se han conservado y regenerado durante toda su vida.

Antes de su descubrimiento los pinos Bristlecone de las Montañas Blancas de California, de unos 5000 años de edad, se consideraban los árboles más viejos del mundo. Old Tjikko casi dobla su edad, y quién sabe si no habrá algún otro que convierta a éste en un jovencito.

MediosAmbientales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s