2015 y 2011, los años más cálidos

El año 2015 fue extremadamente cálido en España, con una temperatura media de 16 grados centígrados que le convierte en el más cálido de toda la serie histórica, igualado con el año 2011, informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en su página web.

Con casi un grado más de la media registrada en el período de referencia 1981-2010, el año 2015 fue cálido en parte del cuadrante noroeste y muy cálido o extremadamente cálido en el resto de España.

Temperaturas

Comenzó con un mes de enero ligeramente más frío de lo normal y un febrero muy frío, en que las anomalías negativas más acusadas, superiores a dos grados, se observaron en el País Vasco, nordeste de Castilla y León, este de Andalucía, sureste de Castilla La Mancha y zonas altas de los sistemas montañosos.

La primavera resultó en cambio muy cálida en todas las regiones, con una temperatura que superó en un grado y medio el valor normal y hasta dos grados en áreas del interior peninsular, siendo el mes de mayo el más cálido desde 1961.

El verano fue el segundo más cálido de la serie histórica, sólo superado por el de 2003, con un mes de junio muy cálido y un julio excepcionalmente cálido, debido a la intensa ola de calor que afectó a gran parte de España con anomalías positivas de hasta tres grados centígrados en zonas del centro y sureste peninsular.

El trimestre otoñal fue ligeramente cálido en el conjunto de España, con un mes de septiembre relativamente frío, un octubre cálido y un mes de noviembre muy cálido, con casi un grado y medio de anomalía térmica positiva.

En diciembre, el segundo más cálido desde 1961, las temperaturas se mantuvieron muy por encima de lo normal, especialmente en el norte y zonas altas del interior y en los valores diurnos, con una temperatura que superó en dos grados a la media de ese mes.

Precipitaciones

Además, el año 2015 fue muy seco en el conjunto de España, con una precipitación media en torno a los 500 litros por metro cuadrado, lo que supone un 23 por ciento menos del valor normal debido principalmente al déficit de precipitaciones de la segunda mitad de la primavera y de los meses de noviembre y diciembre.

No obstante, a finales de marzo se registraron episodios de precipitaciones intensas en el norte de la Comunidad de Valencia, sur de Cataluña y sureste de Aragón, así como en la primera mitad del otoño en Canarias, Baleares y vertiente mediterránea o en noviembre en el norte peninsular y zona de Pirineos.

En particular, el último mes del año fue extremadamente seco, con una precipitación media sobre España de 17 litros por metro cuadrado, un 20 por ciento menos de la media para ese mes.

Así, las precipitaciones no alcanzaron en la mayor parte del territorio nacional ni siquiera el 25 por ciento del valor medio de diciembre y sólo en el oeste de Galicia superaron el 50 por ciento del valor normal.

EFEVerde

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s