Los bombillos también se reciclan

Los bombillos de bajo consumo, tubos fluorescentes y lámparas LED, luminarias y rótulos luminosos deben reciclarse. Así lo obliga la legislación vigente (Real Decreto 110/ 2015) que rige el tratamiento de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).

España se encuentra en la media europea del reciclaje de bombillos

Los beneficios ambientales y económicos del reciclaje de dichos residuos son variados. Sus materiales son muy escasos como materia prima en la Tierra, y se evita así la sobreexplotación de recursos naturales. Su recuperación impide además un importante impacto ambiental si alcanzasen el entorno, ya que pueden ser un problema en grandes cantidades.

Las lámparas que se pueden reciclar contienen pequeñas cantidades de mercurio, un material tóxico con un alto poder contaminante (fluorescentes, bombillas de bajo consumo y descarga). Los LED, aunque no tienen mercurio, también deben reciclarse porque, al igual que el resto de lámparas, sus materiales deben aprovecharse. De manera similar ocurre con los aparatos de alumbrado fabricados con diversos materiales, como plásticos, vidrio, metacrilato, metales, mercurio, etc. que pueden recuperarse.

Cómo reciclar bombillas y luminarias

En España dos Sistemas Integrados de Gestión (SIG) se encargan de recoger estos residuos y trasladarlos a las plantas de tratamiento donde realizan el desguace y recuperación de algunos de sus componentes: Ambilamp y Ecolum.

Los ciudadanos pueden depositar sin coste alguno los residuos de bombillas en tiendas de iluminación, ferreterías, lampisterías, supermercados y cadenas de distribución. Ambilamp proporciona dos depósitos diferentes para mejorar su posterior tratamiento, explica sudirector de Marketing y Comunicación, David Horcajada: uno para los fluorescentes y otro para las bombillas de bajo consumo y los LED retrofit. En el caso de Ecolum, su directora, Teresa Mejía, señala que recicla también todo tipo de luminarias, tanto domésticas como profesionales y rótulos luminosos.

Ambos SIG ofrecen más datos y formas de contacto sobre la recogida de cualquiera de este tipo de residuos:

  • Ambilamp presenta en su página web información sobre los puntos de recogida; el correo electrónico recogidas@ambilamp.com y el teléfono 900 102 749, para recogidas específicas en contenedores grandes y jaulas; y el correo electrónico logística@ambilamp.com y el teléfono 900 102 340, para recogidas en contenedores pequeños y medianos. Según su director de Marketing, Ambilamp cuenta con la mayor red de recogida de Europa.
  • Ecolum ofrece en su página web un formulario para solicitar la recogida de residuos de luminarias o rótulos luminosos, el correo electrónico recogidas@ecolum.es y el teléfono 902 104 982.

Las bombillas de filamentos y las halógenas quedan fuera del real decreto. Por ello, debe ser la conciencia ecológica del consumidor la que le lleve a depositarla en los Puntos Limpios, donde también se pueden dejar el resto de bombillas y luminarias. Estas instalaciones públicas recogen residuos generados en casa, en oficinas o en pequeños comercios y que no pueden depositarse en los contenedores de la calle por poseer sustancias peligrosas o ser de gran volumen. En algunas comunidades autónomas reciben además otros nombres: enValencia “Ecoparques”, en Euskadi “Garbigunes” y en Cataluña “Deixalleries”.

¿Cuántas bombillas se reciclan?

Los fabricantes cuentan en España con los SIG para la recogida y tratamiento de los residuos. Para las bombillas, luminarias, lámparas y rótulos luminosos hay varios SIG autorizados, si bien Ambilamp y Ecolum cubren más del 90%, apunta Mejía. “Los porcentajes son variables cada año, aunque, en líneas generales, Ecolum es muy mayoritario en luminarias y rótulos luminosos, mientras Ambilamp en lámparas”, asegura la portavoz de Ecolum.

En 2015 Ambilamp recogía 2.500 toneladas de lámparas, el equivalente a más de 24 millones de unidades, y 963 toneladas de luminarias, según datos facilitados por Horcajada. “Desde el inicio de nuestra actividad, hemos reciclado más de 18.000 toneladas, el equivalente a más de 117 millones de unidades, que ha evitado emitir a la atmósfera 1.278.747 toneladas de CO2, solo por el vidrio nuevo que no se ha tenido que fabricar”, apunta el responsable de dicho SIG.

Ecolum, señala Mejía, “recicló en 2014 más de 890 toneladas, alcanzando las 4.000 toneladas gestionadas desde el inicio de nuestra actividad. En 2015 superaremos ampliamente esa cifra, consolidándonos como SIG de lámparas y afianzando nuestro liderazgo en los sectores de luminarias y rótulos luminosos”.

Gracias a estas cifras, España se encuentra en la media europea, destaca David Horcajada, pero reconoce que “queda un gran camino por recorrer aún”.

Consumer Eroski

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s