150.000 pingüinos mueren tras quedar aislados por un iceberg gigante

Alrededor de 150.000 pingüinos han muerto desde que quedaron varados por un iceberg que se alojó frente a la costa de la Antártida hace seis años, según la revista Antarctic Science.

Combinado con el hielo que se expande, el iceberg B09B, el cual con 2.900 km cuadrados es casi del tamaño de Rhode Island, ha interrumpido el suministro de alimentos de los pingüinos y ha cambiado el panorama de su hogar, según un informe de febrero publicado en la revista contrastada de Cambridge University Press.

La enorme masa de hielo llegó inicialmente al hábitat de los pingüinos en el cabo Denison en la bahía de Commonwealth en 2010. Antes de eso, flotó por la costa durante casi 20 años antes de colisionar en la bahía. El iceberg en esencia ha encerrado a los pingüinos, lo que ha obligado a los animales a recorrer un área desolada de casi 64 km para encontrar comida.

La colonia que una vez estuvo conformada por 160.000 pingüinos ahora ha sido reducida a 10.000 animales.

“La llegada del iceberg B09B a la bahía Commonwealth, en la Antártida Oriental… ha aumentado radicalmente la distancia que los pingüinos Adélie que estén criando en el cabo Denison deben recorrer en busca de comida”, dijeron investigadores en el informe.

Desde 2011, la población de la colonia se ha reducido drásticamente, según el Climate Change Research Center en la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia.

La perspectiva para los pingüinos Adelaida del cabo Denison sigue siendo funesta. A menos que el enorme iceberg sea desintegrado por el hielo marino, los científicos predicen que la colonia desaparecerá en 20 años.

Alrededor de 5.500 parejas aún están criando en el área, pero ha habido una reducción significativa en su población en comparación con hace un siglo, según cálculos basados en imágenes de satélite y en un censo realizado en 1997.

Sin embargo, este no es el final para los pingüinos Adelaida. A más o menos 8 kilómetros de la bahía de la Commonwealth, otra colonia está prosperando, lo que lleva a los científicos a concluir que el iceberg tuvo un impacto directo en la especie que ahora se encuentra encerrada. Alrededor del 30% de la población de los pingüinos Adelaida vive en la Antártida Oriental.

La investigación sobre el impacto que el iceberg tiene en los pingüinos Adelaida puede darle a los científicos información acerca de las extensas implicaciones sobre los efectos del incremento del hielo marino en el área.

Se proyectan cambios ambientales a largo plazo para el océano Antártico, lo cual probablemente afectará a los depredadores marinos, según un informe de 2015 publicado en la revista contrastada BMC Evolutionary Biology. Los cambios ambientales debidos al cambio climático también podrían afectar los hábitos de crianza de las criaturas terrestres, las posibilidades de encontrar alimento en un ambiente marino y la disponibilidad de presas para los depredadores más grandes.

La deglaciación, que ocurre cuando los glaciares se derriten de forma gradual, es un impulsor clave en la población de los pingüinos Adelaida en el transcurso de mil años, según los científicos. Sin embargo, aunque los cambios en el hielo marino pueden afectar a las especies directamente, los científicos dicen que es importante mantener la perspectiva sobre la población de los pingüinos en el transcurso de un marco de tiempo más amplio.

CNN Español

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s