Cambio climático también perjudica a las mariposas mediterráneas, según un estudio

Un 70 % de las mariposas mediterráneas están en declive por culpa del cambio climático y las variaciones en los usos del suelo, según un estudio del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF-UAB) y del Museo de Ciencias Naturales de Granollers (Barcelona).

El estudio, publicado en la revista “Biological Conservation”, detalla que las especies más afectadas son aquellas especializadas en explotar unos pocos tipos de ambientes y que producen varias generaciones de mariposas al año.

Los investigadores del CREAF y del Museo de Granollers han estudiado durante 2 decenios las poblaciones de mariposas de Cataluña, Andorra y Menorca y han comprobado que tres cuartas partes de éstas están perdiendo ejemplares.

Especies más afectadas

Según los biólogos, las causas principales son el calentamiento global y la consecuente sequía en la región mediterránea, y los cambios que sufren los hábitats de las mariposas, sobre todo debido a la urbanización, el abandono de espacios abiertos y el desarrollo de una agricultura intensiva.

En este escenario, los investigadores señalan que las especies más afectadas son las especialistas, que viven en hábitats muy concretos, y las que se reproducen varias veces a lo largo del año.De entre todas las especies, los autores destacan los descensos de las poblaciones de Doncella del gordolobo (Melitaea trivia), Colias de Berger (Colias alfacariensis) y Melanargia occitánica (Melanargia occitanica).

Sin embargo, la autora principal del estudio, la investigadora del CREAF, Yolanda Melero, ha alertado de que “las especies generalistas están sufriendo también un descenso en sus poblaciones y, por lo tanto, estamos ante una pérdida global de biodiversidad”.

Reproducción

Tradicionalmente, los biólogos han considerado que los insectos que producen varias generaciones al año son más capaces de adaptarse a los cambios ambientales.

Según los expertos, esta estrategia ayuda a hacer crecer la población y eso hace disminuir el riesgo de extinción.

Pero este estudio ha demostrado que esto no siempre se cumple: “las mariposas que se reproducen varias veces al año parecen más susceptibles ante el cambio climático, ya que los efectos negativos del clima se acumulan a lo largo de varias generaciones”, ha explicado el investigador del Museo de Granollers, Constantí Stefanescu.

“En la región mediterránea el cambio climático acentúa la sequía estival, y esto es un inconveniente para las especies que deben reproducirse varias veces justo a lo largo del verano”, ha especificado Stefanescu.

Los investigadores del CREAF han observado que las poblaciones más inestables -aquellas donde el número de individuos varía fuertemente -son más vulnerables a los factores ambientales.

Según los investigadores, que sean propensas a fluctuar significa también que en determinados momentos la población tendrá pocos individuos y es aquí cuando las presiones ambientales pueden hacer desaparecer la mariposa.

Efeverde

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s