Energía: la industria eólica, en expansión

Según la Agencia Internacional de Energía Renovable, en la industria eólica se ha duplicado el número de empleados desde 2009, a más de 1,1 millón. En Alemania trabajan aproximadamente 150.000 personas en esta profesión.

Al ser consultado por DW sobre los riesgos de su oficio, Andre Töpfer advierte que los  técnicos a cargo del mantenimiento de las turbinas de viento no deben tener miedo. “Nos protegemos usando correas. Si se está bien asegurado, la tarea no es peligrosa”, asegura el ingeniero de servicio.

Al hombre de 34 años de edad y a sus tres colegas les esperan 45 parques eólicos de 100 a 141 metros de altura en el norte de Hesse. “El viento va en dirección al futuro –la bonanza– y los contratos de servicio de nuevas plantas corren alrededor de quince a veinte años. Por consiguiente, el viento es un lugar de trabajo más seguro”.

Calificado como mecánico de vehículos, Töpfer se ha encargado de reparar las turbinas de viento durante el último lustro. En un adiestramiento con la empresa, se profesionalizó. “Estoy muy feliz por el cambio. El equipo es estupendo, se me paga mejor, el trabajo es mucho más diversificado, respiro aire fresco y contribuyo a producir energía limpia”, dice Töpfer.

El número de trabajos aumenta velozmente

Según la Agencia Internacional de Energía Renovable (AIER), en la industria eólica se ha duplicado el número de empleados desde 2009, a más de 1,1 millón. En Alemania trabajan aproximadamente 150.000 personas en esta profesión. En la feria mundial del sector, denominada “Energía Eólica Hamburgo”, que tuvo lugar entre el 27 al 30 de septiembre, también se llevó a cabo la contratación de trabajadores calificados.

“Hoy en día, estamos particularmente en busca de empleados para el sector de servicios de rápido crecimiento”, comenta Frauke Bastians, representante de la compañía eólica Nordex. “La revolución energética está en plena marcha y tenemos que construir nuevas capacidades y adquirir nuevos talentos para alcanzar nuestros ambiciosos objetivos”, añade Lamin Faye, gerente de personal de la firma Vattenfall.

Más grande, menos costos

La energía eólica generada en tierra firme es ahora una de las mejores fuentes de energía y conserva la mitad del costo de la electricidad generada en una nueva planta nuclear. Además, según los pronósticos de la AIER, el costo de la generación de energía eólica se reducirá aún más: en el año 2025 descenderá al 26 por ciento.

Esta reducción es posible gracias a mejoras en la tecnología, el aumento de la producción en masa y el incremento en las inversiones. En la feria de Hamburgo las compañías demostraron tecnología de torres de viento de hasta 164 metros de altura y presentaron turbinas eólicas con una capacidad de hasta 8.000 kilovatios.

Una gran inversión en energía eólica generada en el mar es capaz de cubrir las necesidades de electricidad de cerca de 20.000 personas. A modo de comparación, hace veinte años, las torres de viento tenían en promedio sólo 60 metros de altura y las turbinas producían solo 750 kilovatios.

Los focos de interés en la feria eólica serán también el almacenamiento de energía y los sistemas de control inteligente, con el fin de suministrar la cantidad correcta de energía a la red eléctrica y seguir utilizando el residuo para la calefacción o la generación de gas.

DW

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s